Presentación del libro «Los comienzos de la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega»

fotonoticia

El salón de actos de la sede de la Cámara de la Comercio e Industria de Torrelavega -en un acontecimiento que fue muy brillante con nutrida asistencia de pública que puso el cartel de lleno total- acogió en la tarde del viernes la presentación del libro Los comienzos de la Cámara de Comercio e industria de Torrelavega, que con motivo del centenario de esta institución, ha escrito el veterinario y fundador del grupo Quercus, Tomás Bustamante Gómez. Aunque podría enmarcarse en el "arranque" de los actos del centenario de la institución, la obra de Bustamante responde a su iniciativa e interés por la investigación local, como ya se constató con su excelente obra El Banco de Torrelavega presentado hace tres años.

El acto contó con la presencia, entre otros, del alcalde de Torrelavega, Ildefonso Calderón Ciriza y el presidente de la entidad cameral, Antonio Fernández Rincón, además del vicepresidente del Parlamento y ex-alcalde, Javier López Marcano, portavoces y concejales del Consistorio y otros representantes como el ex-presidente cántabro, Jaime Blanco, el expresidente del Parlamento, Adolfo Pajares Compostizo y numerosos empresarios, así como miembros de la ejecutiva cameral con su vicepresidente, Carmen Olaerraga.

fotonoticia

En la introducción el autor habla del buen hacer de Florencio Ceruti Castañeda que siendo alcalde logró junto a un grupo de destacados comerciantes, “con su buen hacer”, la creación de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Torrelavega. Es en el primer tercio del siglo XX, posiblemente el periodo más importante de la historia económica de Torrelavega, cuando nace, en 1913, la Cámara de Comercio de Torrelavega. En el año 2013 se cumplen cien años del nacimiento de la institución que agrupa a los comerciantes.

En los primeros capítulos del libro se habla de cómo se gestó, que sucedió en los orígenes y, sobre todo qué personajes intervinieron en los comienzos de la Cámara. Un capítulo propio e importante del libro está dedicado a una de las figuras más relevantes pero poco valoradas, que hizo posible con sus elegantes y brillantes gestiones la existencia de la Cámara y que, además, ayudó con sus reformas, desde la Alcaldía, a que la ciudad diera un importante salto cualitativo, Florencio Ceruti Castañeda, Barón de Peramola y Peracolls y los dos presidentes que le sucedieron, César Campuzano Ruiz e Isidro Díaz-Bustamante Blanco, que tienen capítulo propio en el libro.

De la misma manera se da cuenta, biográficamente, de varios comerciantes que fueron protagonistas y formaron parte de las Juntas Directivas en los primeros años de existencia. Comerciantes e industriales que llegan, en su gran mayoría, de otros lugares, y algunos de otros países, aportando nuevas técnicas comerciales, caso de José Ortiz Ruiz, Alfonso Pérez Gallego, Ignacio Pérez Canales, Alejo Etchart Mendicouague, Alejo Etchart Mignacabal, Pelayo Moreno Martínez de Pinillos, Antonino Fernando Gutiérrez, Manuel Trugeda Cayuso, Pedro Compostizo Fernández y Valentín Sollet Alonso.

fotonoticia

En Torrelavega se celebraban importantes mercados que alcanzaron su máximo esplendor con la promulgación de la Real Orden de 1 de septiembre de 1767 y del Acuerdo e 25 de junio de 1799. En el libro se incluye la transcripción completa de esta Real Orden y el acuerdo posterior. La importancia del Mercado de los Jueves (que se concede a la ciudad mediante una Real Orden) y el desarrollo de las ferias ganaderas provocarán la transformación de este lugar. Después aparecerá un comercio y una industria floreciente que no harán más que crecer hasta llegar al segundo decenio del siglo XX, que es cuando se crea la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega. También se dedica otro capítulo, a la transcripción literal escrita del primer Libro de Actas de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Torrelavega de 1913 a 1920.

Finalmente, el autor dedica el libro a su padre, Tomás Bustamante Hurtado (1920-2009) en su memoria (hay una fotografía de él) en el libro y, también, a “todos aquellos comerciantes de mandil y vara de medir”.

El libro ha sido editado por A.G. Quinzaños y su precio es de 20 euros. Ya se puede adquirir en las librerías de la ciudad. Tiene 287 páginas y se han editado medio millar de libros. Dispone de numerosas fotografías de los comerciantes, de distintas épocas e importantes documentos y fuentes bibliográficas.

Tomas Bustamante Grupo de Opinión Quercus - 16 Enero 2013
icono Noticias