Central Térmica de Sniace

fotonoticia

Manifiesto del Grupo Quercus

Ante a la controversia generada en nuestra comarca por la intención de construir una Central Térmica de Ciclo Combinado en Torrelavega, el Grupo de Opinión Quercus quiere hacer público el presente documento, dada la situación generada y evidente repercusión e influencia que tendrá en la vida ciudadana de Torrelavega y en toda la Comarca.

  1. Apostamos por el progreso, el bienestar y la calidad de vida de Torrelavega y su comarca y manifestamos que los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible y tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza (Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Además solicitamos el cumplimiento estricto del Protocolo de Kioto sobre Medio Ambiente firmado y ratificado por el Gobierno de España. (1997).
  2. Siempre hemos opinado que la ocultación de información y la aparición de noticias contradictorias y confusas tanto entre instituciones como en los Medios de Comunicación merman la credibilidad de los representantes públicos y crean un clima de continua sospecha, además de una situación de alarma social permanente.
  3. Consideramos que es absolutamente necesario dar, de una vez por todas, una solución personal y laboral eficaz a la actual situación de los trabajadores de la empresa Sniace, con los que nos sentimos solidarios. Entendemos que esa solución corresponde, en primer lugar a la propia empresa, sin perjuicio de las ayudas institucionales que puedan corresponder.
  4. Es absolutamente imprescindible, por maniqueo y no demostrado, desvincular radicalmente el mantenimiento y funcionamiento eficiente de la factoría Sniace, con la necesidad de la instalación de la Central Térmica que, por otra parte solo generará unos treinta puestos de trabajo.
  5. Es fácilmente constatable que Torrelavega y la Comarca soportan desde hace muchísimos años índices de contaminaciones elevadísimos que en muchas ocasiones superan los limites legales permitidos. La instalación de la Central Térmica elevaría intensamente esos limites y ocasionaría graves riesgos en la salud y en la vida de los ciudadanos.
  6. Según todos los datos obtenidos de la memoria del proyecto, la contaminación producida por la combustión de productos fósiles (carbón, Fuel-oil, gas o mezclas de éstos), aumentará en un 550 por ciento las emisiones de CO2 soportadas en la actualidad. El volumen de aguas residuales industriales vertido al río Besaya, Ría de San Martín y Playas de Suances sería de 5 mil millones de litros anuales. La energía eléctrica producida sería de 800 millones de watios, es decir el doble de la que produce la central nuclear de Santa María de Garoña. (460 millones de watios).
    • La Central Térmica se pretende construir a menos de 1 Kilómetro de las poblaciones de Ganzo y Duález y menos de 2 Kilómetros del Hospital Comarcal Sierrallana,lo que contraviene toda la normativa medioambiental.
  7. Los extraordinarios impactos ambientales sobre la Comarca son de fácil evaluación y, por supuesto, ponen en peligro todas las medidas adoptadas planificadas para la recuperación del medioambiente de Torrelavega, de la comarca y del Río Besaya, ría de San Martín y Playas de Suances.
  8. Los efectos que puede producir la enorme cantidad de energía eléctrica circulante pasando sobre núcleos de población (Poblado de Sniace o Herrán, Puente San Miguel,...) tendrán importantes efectos sobre la salud integral de los ciudadanos.
  9. La perdida de calidad de vida de la ciudad y su comarca traerá como consecuencia la huida de ciudadanos hacia otros lugares de la región con mejores condiciones de vida con la consiguiente perdida de población y riqueza en Torrelavega.
  10. Por lo tanto en el Grupo de Opinión Quercus y como conclusiones:
    • Creemos que dada la importancia y gravedad del problema resulta imprescindible mantener una correcta información y huir de precipitaciones que nos lleven a errores irreparables.
    • Nos oponemos, en estas condiciones, a la instalación de la Central Térmica, ya que consideramos que Torrelavega y la Comarca no pueden soportar medioambientalmente una instalación de estas características, pues su situación, de por sí ya muy preocupante, vería peligrosamente afectado su futuro a medio plazo.
    • Estamos convencidos que la instalación de la Central Térmica no resolvería el grave problema laboral de los trabajadores de Sniace y si responde a la solución de otros problemas ajenos a Torrelavega, la Comarca y la Autonomía.
    • Por lo que consideramos que se debe buscar una solución y lugar más idóneo para la instalación de la Central Térmica, de forma que no repercuta de una manera tan intensa en nuestra salud y en un coste medioambiental tan alto.
Grupo de Opinión Quercus - Noviembre 2003
icono Nuestra opinión