6 Horas y 26 Minutos

fotonoticia

No se trata del título de ninguna película, aunque sí que se podría hacer alguna utilizando como argumento el tren a su paso por Torrelavega, y más concretamente la circulación de FEVE por el centro de la ciudad, y los dos pasos a nivel con barreras y el efecto que produce en la vida ciudadana, así como en la ordenación y desarrollo urbanístico de la misma.

Dice, en su escrito OTRA MAS, mi compañero de Grupo, Joaquín Díaz, que QUERCUS llama la atención a los representantes políticos, y en particular a los que tienen una vinculación especial con la comarca del Besaya, para que informen a los responsables del Ministerio de Fomento sobre el gravísimo problema de los pasos a nivel en Cantabria, y para que destinen las partidas económicas necesarias que den una solución definitiva a la circulación de los trenes de FEVE que cruzan Torrelavega, y que nos privan de una calidad de vida urbana y medio ambiental, a la que, parece ser, sólo tienen derecho otros cántabros, apuntando directamente a la capital.

Pues bien, vamos a intentar que los responsables de la vida pública, tanto local, como regional o nacional, por si es que no han tenido la suerte de comprobarlo in situ, lo conozcan o por lo menos les refresque la memoria con datos recogidos de la misma FEVE, algunos, y otros de consultas a expertos en la materia que, por cierto, algunos hay con interesantes estudios y trabajos de fin de carrera sobre el problema de los trenes a su paso por las ciudades y concretamente por Torrelavega, aportando posibles soluciones.

¿Alguien con responsabilidad en la materia, regional o local, se ha interesado en conocer cómo solucionaron este problema en Vitoria, que lo resolvió dejándolo a nivel y que algún experto considera pudiera ser el modelo para Torrelavega, Jerez de la Frontera con pasos en elevación, Bilbao soterrándolo, Oviedo, Medina del Campo o Reus?

¿Por qué no se ha esgrimido la Ley de Ordenación del Transporte (LOT) que hasta el año pasado exigía la supresión de pasos a nivel cuando el índice A x T diario (A = nŠ coches, T = trenes) superara el 24.000? Lo cierto es que así seguimos y desde el último PGOU, 1988, no se ha hecho nada para encontrar una solución que en Torrelavega (donde la estación de FEVE mueve de 700.000 a 800.000 pasajeros) integre el tren en la ciudad y solucione los anacrónicos pasos a nivel.

Por ejemplo, ¿sabía Vd. que por Torrelavega circulan diariamente 94 trenes? Y esos son lo programados o regulares y no incluimos los trenes extra y de mercancías. Pues bien, cada vez que pasa un tren se bajan las barreras de los pasos a nivel y aquí tenemos dos, concretamente en Pablo Garnica y Paseo del Niño, y en dos zonas bien céntricas y estratégicas de la ciudad. ¿Ha calculado el tiempo que la barrera está cerrada, cada vez que pasa el tren? Dicen en FEVE que un mínimo de 2 minutos, y vamos a creerles. Como tenemos dos pasos a nivel, son 4 minutos por tren y como pasan 94, resulta que las dos barreras suman cerradas 376 minutos, es decir 6 horas y 26 minutos cada día, 365 días al año.

Le proponemos un fácil ejercicio: Calcule cuántas horas al año ha estado cortada la circulación en Torrelavega, por culpa de los trenes de FEVE (y de la dejadez de los gobernantes de turno, regionales o locales). Cuántas horas ha estado el automovilista parado, gastando gasolina, contaminando, perdiendo tiempo y cabreándose por una situación que los políticos le han prometido una y otra vez que se abordaría con carácter inmediato y solucionaría en su mandato (así figura en más de un programa electoral).

6 horas y 26 minutos, cada día, 365 días al año, la circulación parada, la ciudad muchas veces, en horas punta, colapsada y, eso sí, los ciudadanos bien educados y pacientes, soportando estoicamente una situación que posiblemente no se dé en otra ciudad de similares características a esta.

Alternativas las hay para que Torrelavega siga disfrutando de las muchas ventajas que el tren viene aportando desde que en 1895 se concediese a Ferrocarriles del Cantábrico la línea Santander-Puente San Miguel. Pero, ahora se anuncia desde la empresa, la intención de aumentar los servicios, con lo que, suponemos, se aumentará el número de trenes y, por lo tanto, ya no serían 6 horas y 26 minutos, aumentaría. Y, ¿los torrelavegueses nos mantendríamos igual de apáticos ante esta situación?

Decía, o mejor, dicen los expertos que alternativas y soluciones hay, pero ¿será que no interesa priorizarlas sobre las que se están barajando para Santander con La Marga, y la conexión directa entre Las Llamas y Las Estaciones?

Nuestro próximo artículo será sobre lo mismo, pero cambiando el titulo por el de 10 horas y...

José Ignacio peña - Octubre 2001
icono Nuestra opinión