El Paseo Marítimo de Córdoba

fotonoticia

Córdoba no tiene mar, ni arena, ni gaviotas, pero sí su propio paseo marítimo: unos 1.800 metros con palmeras, fuentes y enormes farolas cuyo nombre oficial es Paseo de Córdoba.

Todo empezó hace cuatro años cuando se soterraron las vías del tren que dividía la ciudad en dos. El Plan RENFE liberó, de pronto, 42 hectáreas de muy buen ver en pleno centro. El cambio ha tenido un efecto psicológico positivo en una ciudad que vive abrumada por su pasado glorioso. ¿Córdoba sí y Torrelavega no?

El Avance del Plan General del municipio de Torrelavega propone dos soluciones para corregir un problema histórico, demandado por todos y cada uno de los agentes sociales con presencia en nuestra ciudad. Por un lado, lo razonable, lo que se ha solicitado desde todos los foros, no sólo con palabras, que a veces se pueden olvidar, sino que ha aparecido escrito en cualquier documento de trabajo de los más significativos elementos sociales: Cámara de Comercio, asociaciones de comerciantes, grupos de opinión y partidos políticos: el soterramiento de las vías de FEVE que dividen en dos a la ciudad y la paralizan cada 20 minutos.

Pero cuidado, estad atentos, porque algunos políticos ya dejan entrever un conejo, que sacan de debajo de la chistera. Y pueden querer hacer trampa.

El conejo no es otro que el de disponer de nuevos pasos subterráneos y elevados que permitan solucionar los problemas de comunicación entre las dos zonas que separan el ferrocarril. Esa es la segunda solución que apunta el Avance del Plan General. Ahí radica la trampa. Pretenden solucionar un problema histórico de la ciudad, con pasos por encima del tren (escalestrix), y subterráneos para viandantes. Los unos y los otros desechados por cualquier urbanismo cabal y moderno.

Ya en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes regional (PEIT), que tiene una vigencia de 15 años, y en el que figuran las principales inversiones regionales, el soterramiento de las vías de FEVE no aparece por ningún lado y eso que en las diferentes instituciones que lo han aprobado se sientan torrelaveguenses.

Que se diga claro. Que los cucos se quiten la chistera por que queremos saber donde estaremos en las próximas elecciones.

Tomás Bustamante Gómez - Abril 2006
icono Nuestra opinión